MARCA  logo usm

Ver más noticias

Noticias

Categoría: Noticias

Moderna versión de emblemático proyecto del CCTVal realizado con fines educativos finalizará su fabricación en 2017

Una nueva versión de detector de rayos cósmicos, con fines educativos, está siendo desarrollado con renovado diseño y caracterizas como dirección automática, interfaz de medición y sincronización de datos capturados.

Una nueva versión de detector de rayos cósmicos, con fines educativos, está siendo desarrollado con renovado diseño y caracterizas como dirección automática, interfaz de medición y sincronización de datos capturados.

28436170822 d61e3ba479 zEl Detector de Rayos Cósmicos u Hodoscopio, es uno de los primeros proyectos ejecutados en el laboratorio de Físicas de Altas Energías (Silab) con fines educativos. Usando la tecnología de detectores que lidera el Dr. Sergey Kuleshov, Investigador Titular CCTVal, se diseño este dispositivo capaz de medir la trayectoria de una partícula subatómica cargada. En este caso, el hodoscopio puede detectar y posteriormente medir el flujo de muones (partículas subatómicas semejantes a los electrones pero doscientas veces más pesados) que se producen en las capas altas de la atmósfera por impacto de rayos cósmicos y posteriormente llega a la superficie terrestre.

En un principio, el detector fue construido como una estructura alargada de madera que serviría como soporte para un par de placas detectoras, que podría orientarse en distintas  direcciones en forma manual. El nuevo diseño, que permite orientar el instrumento y medir en forma remota, con soporte computacional en red, apunta a convertirse en una herramienta computacional atractiva, con la que estudiantes de colegios pueden hacer experimentos de física de partículas subatómicas, estudiando un fenómeno natural como son los rayos cósmicos.

27925188314 f4ff9b620d zCon la intención de confeccionar un diseño estándar y aplicando los conocimientos adquiridos del grupo técnico del laboratorio, Orlando Soto, Magister en Ing. Electrónica y candidato a Doctor Física de la USM, retomó el proyecto asumiendo su liderazgo. Como él mismo explica, "quería llevarlo a nivel de producción, porque ya podíamos fabricar nuestros propios detectores utilizando materiales y elementos que reduzcan el costo de fabricación". La alusión a esta capacidad de fabricación, nace de la pericia que el equipo técnico adquirió en su colaboración en el experimento ATLAS del Gran Colisionador de Hadrones del CERN, donde Rimsky  Rojas, ingeniero del grupo, había ya construidos detectores de muones.

Con esta idea en mente y apoyados por un equipo conformado por los profesores Claudio Dib (Departamento de Física) y Christopher Nikulin (Carrera de Ingeniería en Diseño de Productos) y el ingeniero Juan “Iñaki” Vega CCTVal. Se dio inicio al proyecto que hoy cuenta con la participación de dos estudiantes USM, Marcela López (Ingeniería en Diseño de Productos) y Diego Jiménez (Ingeniería Civil Eléctrica), quienes se han dedicado a la renovación del diseño estructural y de la interfaz de medición/dirección que usará el nuevo detector.

El detector será más llamativo, gracias a la utilización de acrílico como materia prima. De forma muy similar a un pentágono o herradura invertida, el aparato contará con una interfaz que podrá ser programada desde dispositivos móviles, la que integrará todos los datos recabados por el o los detectores. Adicionalmente, la aplicación permitirá programar los movimientos del detector a distancia, lo que reducirá considerablemente su manipulación y extenderá su vida útil.

El especialista a cargo de la idea enfatiza la importancia de "entregar a la comunidad, de alguna manera, acercamiento a la tecnología que estamos utilizando y que son muy modernas", algo que se vuelve primordial, ya que los avances  en investigación tienden a ser visualizados sólo dentro de la comunidad científica y las nuevas generaciones vuelcan su atención en los adelantos internacionales, desconociendo las capacidades locales.

Durante el presente período (2017) el equipo estará trabajando con un dispositivo híbrido, el cual utiliza la estructura inicial (de madera) combinada con la nueva electrónica que se empleará en la interfaz del modelo renovado. Una vez que se cuente con un prototipo que reúna todas las nuevas características, se planificará un periodo de prueba en algunos establecimientos educacionales para obtener la impresión de los estudiantes sobre el dispositivo.

Tras esto, se efectuarán las mejoras o cambios que se consideren necesarios. Al concluir la fase de prueba del prototipo, se espera implementar una red de dispositivos, ubicados en establecimientos escolares, que permitan estudiar de forma entretenida y sencilla algunas de las interacciones de partículas que ocurren en nuestra atmósfera.

Escrito por Victoria Lobos 09 · Mar · 2017

[Volver]